lunes, 27 de septiembre de 2010

Perpetua para el policía que mató a Juan Cruz Marqués en el partido bonaerense de Zárate

Esta tarde, la calma después de la tormenta.
Vesna Ravnik, mamá de Juan Cruz, y Silvia Irigaray.
El estudiante de periodismo deportivo de 26 años fue asesinado hace más de un año por el efectivo de la Bonaerense Matías Sanhuesa, de 27, sin motivo y por la espalda. Todo ocurrió a la salida de un boliche bailable, al que la víctima había ido para festejar el Día del Amigo. Silvia Irigaray, de la Asociación, acompañó a la familia de la víctima durante todo el proceso en los tribunales de Campana.
...................
Contacto con Silvia Irigaray: (5411) 15-4411-2671.
A continuación les recordamos la cobertura de la prensa virtual nacional.
...................
FUENTE: Terra.com.ar
FECHA: 27 de septiembre de 2010
TÍTULO: Perpetua para policía que asesinó a joven periodista deportivo en Zárate
DESARROLLO: La Justicia condenó hoy a prisión perpetua al policía bonaerense Matías Sanhuesa, de 27 años, al encontrarlo culpable de la muerte del joven periodista deportivo Juan Cruz Marqués, de 26, en un fallo en el que se dictó la máxima pena al acusado por pertenecer a una "fuerza de seguridad".
El Tribunal Oral Criminal Nº 1 (TOC1) de Zárate-Campana, integrado por los jueces Gladys Cardozo, Angeles Andreini y Guillermo Guehenneuf, dio a conocer durante el transcurso de la tarde de hoy la sentencia, que dejó "muy conforme" a la familia Marqués.
En diálogo con Noticias Argentinas, el abogado Sergio Piris, representante de la familia de la víctima, se mostró conforme con la resolución del tribunal y explicó que "los pedidos de alevosía y abuso de arma quedaron sin efecto porque se tuvo en cuenta que el homicidio fue cometido por un miembro de la fuerza de seguridad", para lo que se contempla la máxima pena.
"Estamos conformes con la decisión del tribunal y la familia también quedó conforme con la sentencia. Creo que fue un fallo importante y que establecerá precedente", indicó.
Juan Cruz Marqués tenía 26 años y era periodista deportivo recién recibido, pero fue asesinado de un disparo en la madrugada del domingo 19 de julio de 2009, en ocasión en que había salido a festejar el día del amigo, en un caso de "gatillo fácil" ocurrido en la localidad bonaerense de Zárate.
El homicidio se registró poco después de que Marqués saliera de un pub donde había ido a celebrar con varios amigos.
Sanhuesa, que trabajaba en la comisaría 1ra. de Tigre y estaba de civil y franco de servicio, se encontraba dentro de un auto estacionado frente al boliche "La Mónica", en Noya al 700, a donde había ido a bailar con unos amigos.
El efectivo, que no declaró en el juicio y sólo esbozó una disculpa, dijo en la instrucción de la causa que en ese momento dos ladrones se subieron al auto y le robaron un bolso con sus pertenencias, para luego darse a la fuga, por lo que los persiguió.
Según el policía, realizó varios disparos y Juan Cruz, que pasaba por el lugar, recibió un balazo en el estómago que luego le provocó la muerte.
Para la fiscal Laura Vivas, Sanhuesa interceptó a Marqués en la calle y "sin mediar palabra, le efectuó dos golpes en la cabeza con la culata de su arma y cuando el joven estaba en claro estado de indefensión, en el suelo, de rodillas y malherido, tratando de reincorporarse, le apuntó por la espalda".
"Con claras intenciones de matarlo, le efectuó un disparo que le impactó, ingresando el proyectil por el abdomen, provocándole lesiones vasculares y viscerales que le ocasionaron la muerte", aseguró Vivas.
La fiscal agregó que antes y después del crimen, Sanhuesa efectuó en total dos disparos, uno de los cuales se incrustó en una pared.
En los alegatos, la fiscal entendió que el hecho merecía la calificación de "homicidio doblemente calificado por haberse cometido con alevosía y por un integrante de la fuerza policial" y pidió que Sanhuesa sea condenado a prisión perpetua.
Durante la audiencia, peritos de Gendarmería complicaron aún más la situación de Sanhueza al ratificar que Marqués se encontraba de cuclillas y de espalda al recibir el disparo que terminó con su vida.
La Fiscalía representada por Laura Vivas había pedido una condena por homicidio doblemente calificado.
Los abogados de la familia Marqués, Sergio Piris y Luis Alberto Paglietti, solicitaron una condena por homicidio triplemente calificado.
Por su parte, la defensa de policía a cargo de Horacio Franzetti, sostuvo que no hubo intencionalidad por parte de su defendido de cometer un asesinato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada