jueves, 23 de septiembre de 2010

El gatillo fácil sigue matando: el lunes dan la sentencia en el partido bonaerense de Campana

Tiempos felices: Juan Cruz Márquez con su mamá.
La víctima fatal se llamaba Juan Cruz Márquez, tenía 26 años y estudiaba periodismo deportivo. Murió el 19 de julio de 2009 de un balazo por la espalda, a la salida de un boliche bailable al que había ido a festejar el Día del Amigo. El acusado es el policía Pablo Sanhuesa, de 27, que le habría disparado sin motivo y en virtual estado de ebriedad.
.....................
CONTACTO
Silvia Irigaray: (5411) 15-4411-2671
A continuación reproducimos la cobertura de la prensa local
......................
FUENTE: diario La Auténtica Defensa
FECHA: 21 de septiembre de 2010. 
VOLANTA: La fiscal y el abogado de la familia de Juan Cruz Marques:
TÍTULO: Pidieron prisión perpetua para el policía Sanhueza   
BAJADA: Por su parte su abogado defensor insistió en que se trató de un homicidio preterintencional y que el ex policía actuó "confundido" cometiendo "irregularidades" pero sin intención de matar al joven. El lunes se conocerá la sentencia del Tribunal.
DESARROLLO: El Juicio por el asesinato del joven Juan Cruz Márques, está a punto de llegar a su fin y ayer se conocieron los alegatos de las partes, en donde tal como se había adelantado previamente desde la acusación se reclamó que se lo condene al ex policía Pablo Sanhuesa a prisión perpetua, mientras que su defensa insistió en reclamar que se lo condene por homicidio preterintencional, el cual tiene una pena máxima de seis años.
La fiscal de Juicio, la doctora Laura Vivas, y el abogado de la familia Márques, el doctor Sergio Piris, coincidieron en reclamar que se condene al acusado a prisión perpetua, aunque con diferencias en los agravantes, ya que Piris, consideró que se trató de un homicidio triplemente agravado, al ser cometido por un policía, con alevosía y por el uso de arma, mientras que la fiscal solo consideró las dos primeras agravantes. "El se creía que era la ley, actuó con omnipotencia", aseguró Vivas al describir la manera de actuar del acusado al momento del hecho y su perfil psicológico, el cual los peritos calificaron de "inestable, agresivo y con escasa aceptación de la frustración". "Vino a contar una mentira, a contarnos una historia de embriaguez y confusión, pero él sabía bien lo que hacía", resaltó el abogado de la familia Márques.
El abogado defensor, el doctor Horacio Francetti, por su parte, trató de retrucar estas acusaciones e insistió que su defendido actuó confundido, por estar alcoholizado y que disparó a Juan Cruz cuando este estaba tirado en el piso, tras golpearlo con su arma, sin intención de matarlo. "Ojalá se hubiese agachado un segundo antes ó un segundo después", señaló el abogado intentando justificar que quizás esa diferencia de segundos hubiera hecho que la bala que mató al joven estudiante de periodismo, hubiese tenido otro recorrido en el cuerpo del joven y quizás, esto hubiese salvado su vida. Ante la indignación de los familiares y amigos del joven, el abogado, señaló que Sanhuesa si lo hubiese fusilado como aseguró la acusación, le hubiese "disparado en la cabeza", pero no quiso.
El Tribunal que juzga al ex policía, integrado por la doctora Gladys Cardozo, como presidenta, Guillermo Gehenneuf y la doctora Miriam Dalsasso, determinó que el próximo lunes se dará a conocer el veredicto, pero mañana en la última audiencia se escuchará la palabra del acusado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada