miércoles, 29 de junio de 2011

"El fallo de la Corte Suprema es una lección para todos los asesinos al volante"

2 de marzo de 2010, Congreso de la Nación. Viviam
Perrone, Guillermo Álvarez y otros familiares
de víctimas reclaman justicia.
Viviam Perrone, mamá de Kevin Sedano y presidente de la Asociación Madres del Dolor, se siente aliviada tras la confirmación de la prisión efectiva para Eduardo Sukiassián, el automovilista que asesinó a su hijo en 2002 en la localidad bonaerense de Olivos. Ahora, ella espera que el Congreso Nacional apruebe una modificación de las penas en los delitos viales con ciertos agravantes.
................
"El fallo de la Corte Suprema es una lección para todos los que asesinos al volante, espero que ahora cambien otros fallos", dice Viviam Perrone, después de la histórica decisión de la Corte Suprema de Justicia, que confirmó la pena de tres años de cárcel efectiva para Eduardo Sukiassián.
El automovilista actualmente inhabilitado recibió esa condena por atropellar, abandonar y provocar la muerte de Kevin Sedano, el hijo de la presidente de la Asociación Madres del Dolor, en 2002, en la localidad de Olivos, partido bonaerense de Vicente López.
Es la primera causa caratulada como 'homicidio culposo' que llega a la Corte Suprema y ahora es la primera en la que un asesino vial tiene que ir a la cárcel por segunda vez.
Sukiassian había sido condenado en 2007 por el Tribunal Oral en lo Criminal 7 de San Isidro a tres años de prisión de cumplimiento efectivo, pero dos meses después la misma instancia le había concedido el beneficio del arresto domiciliario.
"Sigo viendo que las víctimas de tránsito sufren una discriminación en todo sentido", dice Viviam, que se siente aliviada por el fallo de la Corte pero prefiere hacer un análisis realista.
Uno de sus temores es que Eduardo Sukiassián se fugue de la Argentina; concretamente, que se vaya a alguna de las propiedades que tendría en Punta del Este.
Para evitarlo, los jueces Mónica Tisato, Maria Coelho y Federico Ecke, del Tribunal Oral Criminal 7 de San Isidro, deberían ordenar cuanto antes la detención del condenado.

Para crear conciencia
Al día siguiente del histórico fallo de la Corte Suprema, el Senado le dio media sanción a un proyecto de reforma del Código Penal que cuenta con amplio apoyo de los grupos de familiares de víctimas de hechos de tránsito.
La aprobación ahora depende de la Cámara de Diputados.
El cambio consiste en aumentar el castigo cuando se prueban algunos agravantes; por ejemplo, si el conductor iba alcoholizado, conducía a demasiada velocidad, o se fugó después de atropellar.
El texto, que fue presentado por la senadora Nanci Parrilli, empezó a elaborarse hace un año, cuando la legisladora del Frente para la Victoria recibió a Guillermo Álvarez, que hacía huelga de hambre frente al Congreso de la Nación para reclamar justicia por su hermano Marcos, muerto con 19 años tras ser atropellado en Plottier, provincia de Neuquén.
Tiempo antes, por el mismo motivo, Guillermo había caminado desde esa ciudad hasta el Parlamento Nacional.
En el nacimiento del proyecto también participaron Viviam Perrone y Felipe Rodríguez Laguens, director de la Agencia Nacional de Seguridad Vial.
"Necesitamos leyes que acompañen y que creen una conciencia", dice Viviam.
Agrega que, aunque muchos piensan que más castigo no es solución, sirve si permite evitar que haya más muertes y dolor.
"También queremos que los jueces las apliquen, que es otro problema", concluye, recordando los nueve años que tuvo que recorrer pidiendo justicia para su hijo Kevin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada