miércoles, 22 de junio de 2011

La familia de Adrián Ricardo Domínguez sigue esperando justicia en la Matanza

Adrián Ricardo Domínguez tenía 25 años cuando murió
de un balazo en la localidad de Gregorio de Laferrere.
El joven tenía 25 años cuando murió de un balazo, el 5 de septiembre de 2010, en la vereda de un boliche de ese partido bonaerense. Emanuel Eduardo Estigarribia, actualmente de esa misma edad, está detenido, acusado del homicidio y de provocarles lesiones leves y graves a otras dos personas. La familia de la víctima y la Asociación Madres del Dolor piden que la causa sea elevada a juicio.
...................
Emanuel Edgardo Estigarribia (en ese momento de 24 años) disparó siete u ocho veces a mansalva, asomándose por la ventanilla del remise al que acababa de subirse, mientras el vehículo se alejaba.
Uno de los tiros mató a Adrián Ricardo Domínguez (25), que se desangró como consecuencia de la herida que recibió en su arteria principal.
Además, Jonatan Gallardo (26), amigo de este último, fue herido en un brazo, y otro joven, en una pierna.
Ninguna de las víctimas conocía de antemano al agresor, ni había tenido contacto con él esa noche.
Un cuarto disparo acabó con la vida de un perro que estaba echado cerca del lugar.
Todo ocurrió cuando Estigarribia salió del boliche Cubano de Gregorio de Laferrere, partido bonaerense de La Matanza, a las 6.20 del 5 de septiembre de 2010, ante la mirada estupefacta de una decena de personas.
Con el agresor iban dos mujeres, que se fueron en el mismo remise.
Desde entonces, el autor de los disparos estuvo prófugo hasta el 29 de enero de 2011, cuando efectivos de la Dirección Departamental de Investigaciones de la Matanza lo detuvieron, supuestamente con documentación falsa, en la provincia de Corrientes.
Actualmente está detenido, acusado de homicidio, lesiones leves y graves.
Tiene un antecedente por portación ilegal de arma de fuego, que data del año 2007.
"Pido que se sepa la verdad y que le hagan justicia a mi hijo inocente", dice Elba Vera, la mamá de la víctima fatal.
La causa está en manos de la Unidad Funcional de Instrucción número 1 de Gregorio de Laferrere, Tribunales de La Matanza.
La fiscalía pediría la elevación a juicio en los próximos meses.
La investigación incluye al empleado del servicio penitenciario bonaerense Gabriel Marcelo Speratti, de 24 años, que es acusado de encubrimiento agravado por su condición de funcionario público.
Los investigadores también intentan determinar el rol de otras tres personas en el hecho: el chofer del remise y las dos amigas que se subieron al vehículo con Estigarribia.
Mientras tanto, sigue perdida el arma 9 milímetros que mató a Adrián Ricardo Domínguez.
..................
FUENTE: sitio web Diario NCO
ENLACE: http://diarionco.com/hoy/2010/11/15/madre-sigue-pidiendo-justicia-por-la-aberrante-muerte-de-su-hijo/
FECHA: 15 de noviembre de 2010
AUTORA: Soledad Saliola
SECCIÓN: La Matanza
VOLANTA: Laferrere
TÍTULO: Madre sigue pidiendo justicia por la aberrante muerte de su hijo
BAJADA: Al joven lo alcanzó un disparo que le atravesó el pulmón, en medio de una balacera provocada por un individuo que había salido de un boliche de esa zona. El imputado fue reconocido y continúa prófugo.
DESARROLLO: Adrián Ricardo Domínguez tenía 25 años de edad cuando el pasado 5 de septiembre fue junto a dos amigos a cercanías de un boliche de Gregorio de Laferrere de donde salió un sujeto que disparó a mansalva, causando su muerte y heridas a los otros jóvenes que lo acompañaban.
El tirador fue identificado como Emmanuel Eduardo Estigarribia, de 24 años, quien habría sido ayudado a fugarse tras el hecho por un amigo policía llamado Gabriel Speraltti. Elba Vera, la madre del joven asesinado, se pregunta cómo puede ser que a tres meses del homicidio, todavía no hayan podido dar con el acusado, siendo que las pesquisas tienen el dato de que se encuentra escondido en la provincia de San Luís, y que el imputado ya tenía otra causa por posesión de arma.
Con todo el dolor de madre, con toda mi angustia y tristeza porque a mi hijo me lo quitó este individuo, pido que se haga justicia”, manifestó Elba.
Con idéntico desconsuelo, la mujer relató la absurda manera en que perdió a su único hijo: “Estaba con dos amigos, salieron a dar una vuelta alrededor de las 6 y fueron directo al boliche que se encuentra ubicado en Gregorio de Laferrere llamado Cubano; no ingresaron, se quedaron afuera, al costado. Del lugar salio un individuo insultando, agrediendo a quien se le cruzaba; empezó a disparar con una 9 milímetros, a tirar por tirar sin ningún derecho de quitarle la vida a nadie; una bala le traspasó el pulmón a Adrián, a uno de los amigos le dio en el brazo y al otro chico en la pierna”.
Elba recalca que el imputado “tubo un cómplice amigo llamado Speraltti Gabriel, un ‘policía’, que lo ayudó”. “Eduardo Estigarribia se encuentra supuestamente en la provincia de San Luís pero no logran ubicarlo, pese a los datos aportados, y sabiendo que hay un policía amigo que perfectamente sabe dónde está”, precisó.
Es que ese presunto encubridor, según le comunican a Vera desde la Unidad Funcional de Instrucción Nº 1 Descentralizada, se niega a declarar.
La causa por este crimen está caratulada como “homicidio”, además “con lesiones leves”, por los disparos que impactaron en los compañeros de Domínguez. En la instrucción de la misma interviene el fiscal Garate, con quien la madre pudo hablar a partir de que recibió el acompañamiento y la guía de la Asociación Madres del Dolor.
El fiscal dice que fue muy aberrante lo que este sujeto hizo. Me pidió paciencia, pero pasa el tiempo y este sujeto sigue prófugo. Muchas veces pienso que esto va a quedar impune por el hecho de tener dinero”, se lamentó Elba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada