jueves, 28 de julio de 2011

Se cumple un año sin Roberto Valado y sin justicia en la provincia de Entre Ríos

31 de julio de 2010. El Ford Escort en el que murió
Roberto Valado, el Ford Focus que lo chocó,
la camioneta Chevrolet y el puente Artalaz.
El adolescente fue víctima de una maniobra criminal de Federico Casaretto, que sigue libre y conduciendo. Ocurrió sobre el puente Artalaz de la ruta provincial 26, en el departamento de Colón. El domingo será el primer aniversario del hecho. La familia pintará una estrella amarilla y colocará un cartel con el mismo símbolo, acompañada por la Asociación Civil Madres del Dolor.
...................
Pablo Federico Casaretto es un tipo con suerte.
Mató a una sola persona, aunque hizo todo lo posible por acabar con más de diez vidas.
Encima, un año después, sigue en libertad y conduciendo.
La investigación comprobó que iba alcoholizado, ampliamente excedido de velocidad y con otras ocho personas en su Ford Focus, pasadas las 7 de la mañana del 31 de julio de 2010.
En esas condiciones, el conductor (en ese momento de 22 años) realizó un furioso zigzag sobre la ruta provincial 26 y, de volantazo en volantazo, chocó un vehículo al sobrepasarlo, impactó de frente contra un segundo automóvil y, finalmente, rebotó contra la valla de contención del puente Artalaz, en el departamento de Colón, provincia de Entre Ríos.
El último vehículo era el remise Ford Escort en el que viajaba como acompañante Roberto Valado Zabala (19), que murió instantáneamente con traumatismo de cráneo y torax.
A su lado, el chofer quedó vivo, aunque con lesiones de consideración.
Entre los demás heridos se cuentan el propio Casaretto, que acababa de salir de un boliche bailable, y seis de los ocho adolescentes que llevaba en su auto.
También recibieron lesiones los tres jóvenes que viajan en la camioneta Chevrolet chocada de atrás por el vehículo descontrolado justo antes del impacto fatal.
Milagrosamente, ninguno de estos tres autos terminó de dañar los pilotines del puente; de lo contario, todos hubieran caído por el barranco al desbordado caudal del Arroyo Artalaz, que linda con el acceso norte de Colón.

Una estrella amarilla
Un año después, la causa judicial, que está en los Tribunales de Colón, dice que Casaretto está procesado por homicidio culposo, aunque la familia de la víctima fatal pide que se cambie la carátula por homicidio doloso.
"Cuando fuimos a los tribunales, el juez nos respondió que no hiciéramos circo, que era un accidente más", dice Roberto, el papá de la víctima fatal.
El hombre, sin ocultar su angustia, abraza a los dos hijos que le quedan -Facundo de 12 años y Valentina de 7- mientras recuerda que la ausencia de Robertito afectó directamente la verdulería familiar, donde trabajaba el adolescente.
"El asesino sigue libre y conduciendo, ni siquiera le tomaron declaración", denuncia Celina, la mamá, que el domingo liderará junto a su marido el homenaje por el primer aniversario de la tragedia.
El acto consisitirá en una caravana desde la vecina ciudad de San José, donde vive la familia, hasta el puente Artalaz.
A pocos metros de allí, pintarán una estrella amarilla sobre el asfalto y colocarán un cartel con el mismo símbolo.
"El caso de Roberto Valado es una vergüenza", dice Viviam Perrone, presidente de la Asociación Civil Madres del Dolor, que el domingo viajará especialmente desde la Ciudad de Buenos Aires.
De todos los funcionarios que intervinieron en el caso, el más cuestionado es el juez de instrucción Ricardo Fuertes, que el 31 de julio de 2010 ni siquiera se acercó al lugar del hecho.
Como consecuencia, esto habría permitido serias irregularidades en el comienzo de la investigación.
Simultáneamente, los vecinos de la zona piden obras en el puente, que es tan angosto que los peatones deben cruzarlo sobre la cinta asfálstica.
Para el homenaje del domingo, la familia de Roberto Valado partirá a las 14 al frente de una caravana de autos desde la plaza central de la ciudad de San José.
Desde allí, recorrerá los siete kilómetros que hay hasta el puente Artalaz.
Además de la Asociación Civil Madres del Dolor, la acompañarán la Agencia Nacional de Seguridad Vial, autoridades municipales de San José y de Colón, y la Asociación Estrellas Amarillas de Gualeguaychú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada