miércoles, 13 de julio de 2011

"Lamentablemente, cuanto más necesitada es la gente, menos voz tiene"

9 de julio de 2011. Viviam Perrone marchando
en el partido bonaerense de San Fernando,
por el asesinato de Leonardo y Axel Reyes.
Viviam Perrone denuncia el abandono sanitario en que viven los vecinos de la villa de emergencia de La Cárcova, en el partido bonaerense de San Martín. La presidente de la Asociación Madres del Dolor señala a los que cobran un sueldo y no hacen su trabajo. Su percepción es que la demanda de parte de la gente es cada vez mayor.
...........................
"Vamos a tratar es de ser un nexo entre todo el barrio y quienes deberían estar ahí viendo qué ocurre con la salita sanitaria", dijo Viviam Perrone en diálogo con la agencia de noticias InfoBAN sobre las carencias que padecen los vecinos de la villa de emergencia de La Cárcova, en la localidad de José León Suárez, una de las zonas más olvidadas del partido bonaerense de San Martín.
La gota que rebalsó el vaso fue la muerte de otro bebé días atrás por falta de atención médica.
Esto llevó a los habitantes del lugar a juntarse en la salita Moisés Abot, recientemente incendiada, para pedir más atención en salud e ingreso de ambulancias y policías al barrio.
El siniestro, que según algunas versiones habría sido provocado a drede, arrasó con los insumos imprescindibles para atender emergencias.
Es una situación incomprensible en un centro de salud destinado a la atención de miles de familias de la zona, reinaugurado en 2009 por el entonces Ministro de Salud provincial, Claudio Zin, con una inversión de 150 mil pesos.
Actualmente el barrio es visitado por un solo médico, que es pediatra y trabaja ad honorem; los otros habrían renunciado por falta de pago.
"Lamentablemente, cuanto más necesitada es la gente menos voz tiene", dijo Viviam Perrone.
"No tienen forma de acceso a los medios por Internet, o transporte o tiempo para golpear puertas y pedir lo que se les tendría que brindar espontáneamente. No tienen porqué estar mendigando salud”, agregó.
Sobre la situación en La Cárcova concluyó que “hay que darlo a conocer, difundirlo".
"Las Madres del Dolor estamos tomando cada vez más temas, no podemos limitarnos a decir que solamente nos dedicamos a víctimas de…, donde nos piden ayuda, si podemos llegar a hacer algo por lo menos lo intentamos. Es cada vez más grande la demanda que hay. Creo que tengo un listado de llamados por hacer de entre 10 y 20 personas que no llegamos a tiempo a contestar. No somos funcionarias ni autoridades, sino que brindamos el poco tiempo que nos queda y nos duele que las personas que estén cobrando un sueldo por hacer esto, no lo estén haciendo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada