miércoles, 13 de julio de 2011

La familia de Adrián de Vicente pide que detengan al conductor que lo mató

5 de julio de 2011. Claudia -la viuda de la víctima fatal-,
el ex jugador Pipo Gorosito, el actor Nicolás Vázquez
y Viviam Perrone, entre otros, protestan en San Isidro.
El ex futbolista -que jugó en River y Racing, entre otros clubes- falleció el 20 de marzo en el partido bonaerense de Tigre. Fue atropellado de frente y a toda velocidad por el vehículo que manejaba Felipe Divito, que se había cruzado de carril.
....................
Felipe Divito (23 años) venía a unos 140 km/h, se cruzó de carril y chocó de frente el vehículo de Adrián de Vicente (46), que circulaba a 60 km/h y respetando todas las normas viales.
Con estos argumentos, Claudia -la viuda del ex futbolista de River, Racing, Platense, Estudiantes y otros clubes- pide que el joven sea detenido y acusado ante un tribunal por la muerte casi instantánea de su marido.
El hecho ocurrió a las 8 de la mañana del 20 de marzo en una curva del Camino de los Remeros, cercano al barrio Nordelta -donde vive la familia De Vicente-, en el partido bonaerense de Tigre.
Sin embargo, el lugar elegido para la protesta del martes 5 de julio fue la sede de la Asesoría Pericial del Departamento Judicial de San Isidro, oficina encargada de obtener indicios sobre lo sucedido.
Al reclamo pacífico asistieron unas 500 personas, lideradas por Claudia y su hijo Lucas.
Los acompañaron Viviam Perrone -de la Asociación Madres del Dolor- y otros familiares de víctimas.
También se acercaron personas del ambiente futbolístico -como Pipo Gorosito, Miguel Ángel Brindisi y Néstor Fabbri- y artístico -por ejemplo, el actor Nicolás Vásquez-.
La causa está caratulada como homicidio culposo, pero la familia de la víctima fatal quiere que se cambie la figura por la de dolo eventual y que Divito sea detenido inmediatamente.
Además, la viuda denuncia amenazas contra un testigo, que ahora estaría en duda para prestar testimonio.
"Desde el día del accidente, ni Felipe, ni nadie de su familia o algún conocido se acercó a hablar con nosotros. Eso me parece inhumano. Si ellos creen que fue un accidente, lo mínimo que pueden hacer es llamar y pedir disculpas", dijo Lucas de Vicente.
Su madre, Claudia, coincidió: "No me asombra nada desde el momento en que él se bajó del auto, caminó por la banquina y ni siquiera se le ocurrió pensar que había chocado contra alguien y que podía necesitar ayuda. Su padre, que es médico, y llegó primero, tampoco se acercó a mi marido, que estuvo como 20 minutos sin que nadie lo asistiera y metido en una zanja".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada