domingo, 17 de octubre de 2010

Silvia Irigaray: "Hay una luz de esperanza en el caso de Sofía Herrera"

Plaza de Mayo, 7 de octubre. María Elena Delgado -con
la remera de su hija Sofía Herrera-, Isabel Yaconis
y Silvia Irigaray -ambas de la Asociación-.
Aunque la niña fue presuntamente secuestrada en Rio Grande, Tierra del Fuego, en 2008, dice que "hay chicos que aparecen hasta años después y lejos de su hogar". Silvia es integrante de la Asociación y mamá de Maxi Tasca, asesinado en un caso de gatillo fácil conocido como la masacre de Floresta, ocurrida en 2001 en ese barrio porteño. A pesar de la distancia, acompaña personalmente a María Elena Delgado y Fabián Herrera, los padres de Sofía. Esta es la entrevista que Silvia le concedió al diario virtual Actualidad de Tierra del Fuego, de Rio Grande, en su último viaje a la provincia más austral.
....................
FUENTE: Actualidadtdf.com.ar
FECHA: 29 de septiembre de 2010
VOLANTA: Tras la marcha realziada el martes en Río Grande y Ushuaia
TÍTULO: “El año que viene no quiero estar acá por esto”, resaltó una de las Madres del Dolor
DESARROLLO: Silvia Irigaray, integrante de la Asociación Civil Madres del Dolor, estuvo en Río Grande por segunda vez acompañando a la familia herrera en la marcha a dos años de la desaparición de la pequeña Sofía. “Quiero regresar a Río Grande para algo bueno, para ver a los cuatro integrantes de la familia juntos”, se esperanzó al tiempo que dijo con sinceridad: “Escuché la noticia de la carta y no me gustó, me huele a broma de mal gusto”.
En declaraciones a Radio Up!, la integrante de Madres del Dolor, Silvia Irigaray, brindó su punto de vista acerca dela desaparición de Sofía Herrera y sobre ello dijo que “cuando el año pasado vine al cumplirse el año, ya lo hice con tristeza pensando cómo puede vivir una familia así. Pero ahora, en esta oportunidad, me parece una eternidad”.
“Yo tengo muy asumido que mi hijo está muerto, que no puede ocupar un lugar en nuestras vidas. Lo que nos pasó es definitivo y yo trato de transformar el dolor en algo positivo”, comparó.
Además, confió que “cuando conocí a María Elena, surgió una química desde el primer momento que me motivó a ayudarla y por eso, rápidamente, conseguimos que nos atienda la presidente Cristina Fernández”.
“Ayer cuando estaba llegando a Río Grande escuché la noticia de la carta y no me gustó, me huele a broma de mal gusto. No soy vidente pero lo sentí así y no me alentó a nada”, reconoció.
Sin embargo, dijo que “a pesar de mis sensaciones, puedo dar fe que hay chicos que aparecen hasta años después y lejos de su hogar. Cuando visité el camping me di cuenta que podía ser posible que se la llevaran porque hay gente oscura y mala en esta vida, que se dedica a hacer el mal de forma cruel”.
Finalmente, se esperanzó al decir que “el año que viene no quiero estar acá por esto. Quiero regresar a Río Grande para algo bueno, para ver a los cuatro integrantes de la familia juntos. Sé que hay una luz de esperanza en este caso”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada