martes, 19 de octubre de 2010

Respuesta de las Madres del Dolor a la carta de Carolina Piparo

Carolina Piparo estaba embarazada de ocho meses cuando
fue baleada el 29 de julio a la salida de un banco
 de La Plata. Ella sobrevivió; pero murió el bebé, Isidro.
Hemos leído tu carta y queremos decirte que las madres a las que nos mataron un hijo entendemos tu Dolor.
En tu carta decís que te sentís sola; a nosotras nos pasa lo mismo.
Nos sentimos solas cuando los proyectos que presentamos a los legisladores para mejorar leyes o llenar vacíos legales se esfuman en el Congreso o en la Casa Rosada.
Nos sentimos solas cuando vemos que hace años que pedimos un Registro de ADN para que sea usado como herramienta de investigación y nos dicen que estamos "estigmatizando" a los violadores; cuando pedimos que la fuga del lugar del hecho en casos de tránsito se convierta en un agravante y nos dicen que "queda mal" pedir más pena.
Nos sentimos solas cuando encendemos el televisor y vemos más muertes producidas por asesinos con antecedentes a quienes algún Juez les autorizó la libertad.
Carolina, te querés ir del país con tu marido. Te deseamos que encuentres Paz. Isidro va a estar con vos donde decidas estar...
...El dolor también.
...................
Así apareció la carta de Carolina Piparo en la prensa nacional.
...................
FUENTE: Clarin.com
FECHA: 18 de octubre de 2010
TÍTULO: Carolina Píparo: "Me siento desamparada y abandonada"
BAJADA: A través de una carta, acusó a las autoridades de "incapacidad" para prevenir delitos. Y se mostró indignada porque, en cambio, los políticos "hablan de imagen y de futuras candidaturas". También denunció una "persecución" judicial para someterse a exámenes médicos.
DESARROLLO: Carolina Píparo se pronunció por primera vez en forma pública sobre la salidera que terminó con la muerte de su bebé Isidro. A través de una carta, dijo sentirse "desamparada y abandonada" por las autoridades. Y a dos meses y medio del hecho, denunció una "persecución" judicial para someterse a nuevos exámenes psicofísicos.
Mientras la Justicia intenta dar con su paradero para saber si puede participar de una rueda de reconocimiento con los detenidos que hay por su caso, Carolina, de 36 años, decidió hablar.
"Estoy muy triste y con muchísima bronca. Primero con la Justicia: no entiendo esa persecución de mi paradero y evaluación psicofísica para corroborar lo que YA (sic) dijeron los profesionales que me atienden, esto hace que me sienta más indagada que los asesinos de mi hijo", escribió Carolina en el primer párrafo de su carta.
"Comparto el dolor y los dichos de la mama de Matías Berardi ante la inoperancia, la falta de idoneidad y la incapacidad de PREVENIR que caracteriza a la gestión del gobierno provincial, viendo que con total desfachatez como se adjudican la resolución de los casos por el solo hecho de tener algunos detenidos en tiempos récord, hoy deberían estar con sus madres Isidro, Matías, Rodrigo...", agregó.
Carolina también se quejó por la falta de respuestas políticas tras el hecho. "Estoy tratando de juntar fuerzas para hacer público mi reclamo, porque no entiendo que se esté hablando de imagen y de futuras candidaturas, y nada se hace para que no se repita uno de los crímenes más crueles en la historia de nuestro país, en muchos países un caso como el mío, obligaría a que muchos responsables políticos den un paso al costado. Me siento desamparada y abandonada por todas las instituciones públicas y privadas que debieron protegerme", indicó.
"En definitiva ni iniciar el juicio que merece el banco por no haber resguardado mi seguridad ni el hecho de que haya siete delincuentes en la cárcel, que no debían estar formando parte de la sociedad, no disminuye en nada el dolor de ni siquiera haber podido conocer a mi bebe y de haber tenido que pasar mi primer día de la madre en un cementerio", cerró.
Carolina –que tenía un embarazo de ocho meses– fue baleada el 29 de julio pasado después de que una banda de delincuentes la persiguiera y le robara el dinero que sacó de una sucursal del banco Santander Río de La Plata. Las heridas derivaron en una cesárea de emergencia y su bebé, Isidro, murió una semana después. Por su caso hay actualmente 10 imputados, con distintos grados de responsabilidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada