viernes, 22 de octubre de 2010

Isabel Yaconis: "Los temas que preocupan a los argentinos son ignorados por el Congreso"



La mamá de Lucila Yaconis*, que es integrante de la Asociación, leyó la carta de las Madres del Dolor en presencia de Matías Píparo, el hermano de Carolina.  Ambos -Isabel y Matías- compartieron la edición del 19 de octubre del programa televisivo Otro Tema que conduce Santo Biasatti en el canal Todo Noticias. La intervención de Isabel Yaconis comienza a los seis minutos del video, que dura algo más de nueve.
...................
Carolina Piparo estaba embarazada de ocho meses cuando fue baleada el 29 de julio a la salida de un banco de La Plata. Ella sobrevivió; pero murió su bebé, Isidro. El lunes, Carolina difundió una carta en la que reiteró su pedido desesperado de justicia. Horas después, las Madres del Dolor salieron a respaldarla con otra misiva pública.
...................
Esta es la evolución de la noticia en la prensa nacional.
...................
FUENTE: Lanacion.com.ar
FECHA: 21 de octubre de 2010
AUTORA: Valeria Musse, corresponsalía La Plata
VOLANTA: En La Plata
TÍTULO: Polémica entre el juez Melazo y Piparo
BAJADA: Dijo que la carta de la mujer fue desmedida
DESARROLLO: LA PLATA.- Luego de que el juez de Garantías platense César Melazo dijera que le había parecido "desmedida" la carta que hiciera pública Carolina Piparo, en la que dijo estar "desamparada y abandonada por las instituciones", y agregó sentirse "más indagada que los asesinos de mi hijo", Matías -el hermano de la mujer- aseguró que "hubo una mala interpretación" del magistrado respecto de la misiva.
En diálogo con LA NACION, el joven enfatizó que la familia Piparo "desde el primer día" destacó el accionar de la Justicia. "No ponemos en duda el trabajo. Lo que mi hermana escribió fue una crítica a la insistencia de cómo se la buscó a ella últimamente cuando, en realidad, es la víctima", agregó.
El disparador de este contrapunto verbal comenzó hace dos semanas, cuando el fiscal penal de la causa, Marcelo Romero, citó a Carolina con el propósito de realizarle un nuevo examen psicofísico para saber si ya estaba en condiciones de participar de una rueda de reconocimiento.
Como el funcionario no la encontró en los domicilios registrados en la causa, hizo llegar el aviso por medio de sus abogados. Al transcurrir los días, Romero analizaba pedir la "averiguación de paradero" de la mujer.
El pasado lunes, un día después del Día de la Madre, Carolina dio a conocer una carta de su autoría. Afectada por conmemorar su primer día como mamá en el cementerio, donde está su hijo Isidro, que murió luego de que ella fuera baleada en una salidera bancaria cuando estaba embarazada, la mujer se indignó ante el pedido reiterado de la Justicia para que se presentara.
"No entiendo esa persecución de mi paradero y evaluación psicofísica para corroborar lo que ya dijeron los profesionales que me atienden; esto hace que me sienta más indagada que los asesinos de mi hijo", escribió.
Tanto Matías Piparo como Fernando Burlando, abogado de Carolina, consideraron "excesivas" las medidas para dar con la joven. "Era innecesario después del parte médico que decía que ella no estaba aún en condiciones de reconocer a quién le disparó", dijo el representante legal a LA NACION.
Tras ratificar que aún consideraba "desmedida" la misiva de Carolina, el juez Melazo intentó bajar el tono de su declaración. "Yo entiendo el dolor de la mujer y es cierto que nada alcanza si Isidro está muerto. Pero nadie mejor que ella para ampliar la indagatoria e identificar al autor de los disparos", dijo el magistrado en diálogo con LA NACION.
"El trabajo de investigación de la Justicia fue rápido y bueno, los delincuentes fueron encarcelados, hubo infinidad de allanamientos, se investigó si existió vinculación policial, política y del personal del banco", explicó Melazo, que agregó: "Con esto quiero explicar por qué entiendo como un exceso de la mujer de meter a toda la Justicia en la misma bolsa".
...................
*Lucila Yaconis tenía 16 años cuando fue encontrada sin vida junto a las vías del ferrocarril, prácticamente a la vuelta de su casa del barrio porteño de Núñez. La carátula de la causa es intento de violación. El asesino la atacó mientras cruzaba el paso a nivel. Como no pudo salirse con la suya, la asfixió hasta que el corazón de la adolescente dejó de latir. Se encontraron restos genéticos, pero se desconoce la identidad del agresor. De la misma manera, se ignora cuántas veces puede haber abusado y matado desde 2003, cuando ocurrió el crimen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada