viernes, 4 de febrero de 2011

Marcela Brenda Iglesias: quince años sin justicia

Por Nora y Eduardo Iglesias, padres de Marcelita
noradeiglesias@yahoo.com.ar
http://www.marcelaiglesias.com/
(5411) 15-5873-2815


Queremos dar el siguiente mensaje a la opinión pública:
a) Se cumple un nuevo aniversario de la muerte de Marcela Iglesias, la niña fallecida en el entonces llamado Paseo de la Infanta. A tal efecto se realizará un Acto-homenaje en el Paseo Marcela Brenda Iglesias, mañana sábado 5 de febrero a las 11 horas en Av. Infanta Isabel entre Av. Del Libertador y Freyre.
b) Por ley 2366 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el Paseo donde falleció, lleva su nombre. Ante la inacción de las autoridades, el Paseo se inauguró por iniciativa propia de sus padres, la Asociación Amigos del Lago de Palermo y el Dip. Adrián Camps.
c) Los padres continuarán su lucha hasta lograr: Justicia para Marcela. Que se liberen los sectores del Paseo que permanecen intransitables. Que en el mismo solo se habiliten locales para actividades recreativas y/o culturales de acceso libre y gratuito y no a negocios privados.

Impidamos el cierre del ciclo: corrupción, desidia, muerte e impunidad.
Marcela -nuestra única hija- murió el 5 de febrero de 1996 aplastada por una escultura de 270 kilos perteneciente a la Galería Der Brücke, que no contaba con autorización municipal y además ocupaba el espacio público con varias esculturas, sin control sobre las mismas.
Ocurrió en el Parque Tres de Febrero, en el lugar que se llamaba Paseo de la Infanta y hoy se denomina “Paseo Marcela Brenda Iglesias” -cambio de nombre sancionado por Ley 2366 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires-, por una iniciativa de la Asociación Amigos del Lago de Palermo, que fue presentada por el legislador Rubén Devoto.
Durante 12 años hemos reclamado ante los Tribunales, que se realizara un juicio por su injusta muerte.
Pero los jueces le permitieron a los imputados más de un centenar de apelaciones y recusaciones, dilatando hasta el infinito la causa, con la finalidad que nunca se concretara la instancia del juicio oral.

La modificación de los plazos de prescripción al servicio de la impunidad.
Con la sanción de la ley nacional 25.990 aprobada en el mes de diciembre de 2004 - que resolvió acortar los plazos de prescripción, con efecto retroactivo - lograron cerrar causas graves de corrupción: Caso Carrasco, el estallido en Río Tercero, etc.
Entre ellos, el de Marcela fue uno de los primeros en que se aplicó esta ley.
Todos los acusados por la muerte de nuestra hija: Diana González de Lowenstein (galerista), Danilo Danziger (escultor), Héctor Torea, Antonio Mazzitelli y Juan Carlos Fabale (funcionarios municipales), lograron la impunidad.
Marcela perdió la vida y sus familiares perdimos el derecho a saber la verdad de lo sucedido y que se sancione a los eventuales responsables.
Apelamos a los Tribunales superiores, Casación y Corte Suprema de Justicia de la Nación, con resultados adversos.
Esta última cerró la causa amparándose en el arbitrario artículo 280 del Código Procesal, que les permite calificar el caso como insustancial y carente de trascendencia, sin fundamentación alguna. Es decir:
SIN JUSTICIA PARA MARCELA
En septiembre de 2008 hemos presentado nuestro reclamo ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, a fin de lograr que se haga justicia.
Pero así como el Poder Judicial en nuestro país, nos dio la espalda, la sociedad nos da permanentemente muestras de afecto. Es decir:
NO SE OLVIDAN DE MARCELA.

No estamos solos.
Una amplia solidaridad popular acompaña nuestro reclamo por el derecho de acceso a la justicia.
Los medios de comunicación siempre han abordado el tema de Marcela con seriedad y respeto.
Miles de firmas se juntaron para que el Paseo llevara su nombre y nos llegan siempre mensajes solidarios.
En nuestros actos siempre estuvieron presentes diversas organizaciones, tales como la Asociación Madres del Dolor, Parroquia del Niño Jesús y otras.
Querían echarle un manto de olvido, pero con cada accidente o muerte de criaturas que podrían haberse evitado, el caso de Marcela revive. Porque, lamentablemente siguen ocurriendo casos similares.
Desde años anteriores al trágico 5 de febrero de 1996, la Asociación Amigos del Lago de Palermo, venía reclamando por las irregularidades en los terrenos del Parque Tres de Febrero.
Desde entonces nos acompañan con propuestas como: plantar un jacarandá, colocar una placa, designar con su nombre el Paseo, etc.
A tres años de la sanción de la Ley 2366, frente a la inacción de las autoridades, decidimos inaugurar el Paseo por iniciativa propia, junto a la Asociación Amigos del Lago y el diputado Adrián Camps.

La inauguración. Nuestra lucha produjo un momento mágico.
Durante años no tuvimos acceso al jacarandá plantado en su homenaje. Un cerco de dos metros de altura, largo y negro nos separaba de él.
Veíamos sobre la tapia sus ramitas, sus flores, sus semillas, creciendo cada día más. Y nosotros con el amor y la fuerza que nos da esta lucha y la solidaridad de todos, también crecíamos.
Sentíamos en lo más profundo de nuestros corazones que ese muro tenía que desaparecer. Y el día de la inauguración, 21 de agosto de 2010, ocurrió el milagro. Ese día ya no estaba. Fue un momento mágico.

Nos quedan otros muros que franquear.
Lograr tener acceso a la justicia. Liberar la parte del Paseo que está del otro lado del viaducto y el arco Nº 7 que los comunica. Que este lugar se respete como parte del Área de Protección Histórica, y que los Arcos se destinen a actividades culturales y/o recreativas de acceso libre y gratuito y no para negocios privados.
Nosotros estamos firmemente convencidos que esto debe ser así, y lucharemos en forma inclaudicable hasta lograrlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada