viernes, 25 de febrero de 2011

Los investigadores buscan rastros del taxista violador en Núñez y Saavedra

Isabel Yaconis, mamá de Lucila e integrante de la
Asociación Civil Madres del Dolor.

Por Isabel Yaconis, mamá de Lucila*
isabelyaconis@yahoo.com.ar
(5411) 15-5691-5156
......................
Los vecinos de los barrios porteños de Núñez y Saavedra estamos conmovidos -una vez más- por un caso de violación. Esta vez, la víctima es una joven de 18 años que fue amenazada con un cuchillo y luego ultrajada por un taxista dentro del predio de Ciudad Universitaria. La chica se había subido al auto inocentemente minutos antes, a las dos de la mañana, para volver a su casa, tras salir de un boliche del complejo de Punta Carrasco. Después, el taxista la llevó hasta la Avenida Cabildo, donde ella se bajó desesperada y pidió ayuda en una estación de servicio. El playero la acompañó y llamó a la Policía. A los pocos minutos, llegó una ambulancia del SAME, que la contuvo y le dio la primera asistencia. La víctima fue en la ambulancia hasta el hospital Pirovano. Allí se le aplicó el kit profiláctico para casos de violación. Luego de eso, sus familiares la pasaron a buscar. La fiscalía de Núñez-Saavedra, en cuya jurisdicción fue abandonada la joven, está tratando de encontrar algún rastro que los lleve al atacante. Por eso pidieron que si algún testigo vio subir a la víctima en la zona de los boliches o cuando el atacante la bajó del taxi, que se acerque para entregar información. A continuación rescato una cobertura periodística en la que aparece mi testimonio.
......................
FUENTE: Diario Clarín
FECHA: 24 de febrero de 2011
VOLANTA: Policiales
TÍTULO: Un taxista violó a una chicaen Ciudad Universitaria
BAJADA: La víctima volvía de un boliche de la Costanera. La joven, que tiene 18 años, había ido a bailar con amigas, pero como se sentía mal decidió regresar antes y sola. Tomó un taxi en Punta Carrasco. El chofer la amenazó con un cuchillo y abusó de ella.
DESARROLLO: Eran las dos de la mañana del domingo pasado, horas antes de que se desatara el temporal que inundaría la zona norte de la Capital Federal. Una joven de 18 años había ido a bailar con un grupo de amigas y desde hacía un rato que no se sentía bien. En lugar de quedarse y regresar con el resto, decidió volver más temprano a su casa de Martínez. Lo que nunca imaginó fue que dentro del taxi que paró para que la llevara sufriría uno de los peores momentos de su vida: el chofer que manejaba el auto la amenazó con un arma y abusó de ella.
El grupo de amigas había ido a bailar al complejo Punta Carrasco, en la Costanera Norte, pero la chica estaba mareada y quiso salir de la disco. Le avisó a sus amigas que se iba a su casa y salió a buscar un taxi. No queda claro aún si tomó uno de los vehículos que hacen fila en la puerta de los boliches o si caminó unos metros hasta la avenida Rafael Obligado. Aún no se logró determinar porque la joven, que permanece en estado de shock, contó ante los policías sólo algunas detalles del ataque y hay algunos puntos por esclarecer.
Una vez arriba del taxi, la chica indicó el camino hacia la casa, pero en vez de seguir hacia la avenida Maipú, del otro lado de la General Paz, el chofer pasó por la puerta de la Ciudad Universitaria y se metió al predio. Hizo unos metros hasta una zona descampada y frenó.
El chofer, entonces, sacó un cuchillo que llevaba con él y abusó sexualmente de la pasajera . Luego, salió del predio con ella.
Ya sin hablar con la chica, esta vez aceleró en dirección a la bajada de Maipú, pero fue hacia Cabildo, del lado de Capital. Manejó tres cuadras hasta la calle Deheza y allí abrió la puerta y bajó a la joven. El taxista escapó del lugar a toda velocidad.
“La joven, desesperada, pidió ayuda en una estación de servicio. El playero la acompañó y llamó a la Policía. A los pocos minutos, llegó una ambulancia del SAME, que la contuvo y le dio la primera asistencia”, explicó una de las Madres del Dolor, Isabel Yaconis, quien hizo público el caso frente a los medios.
La víctima fue en la ambulancia hasta el hospital Pirovano. Allí se le aplicó el kit profiláctico para casos de violación. Luego de eso, sus familiares la pasaron a buscar.
La fiscalía de Núñez-Saavedra, en cuya jurisdicción fue abandonada la joven, comenzó una investigación para tratar de encontrar algún rastro que los lleve al atacante. Por eso pidieron que si algún testigo vio subir a la joven en la zona de los boliches o cuando el atacante la bajó del taxi, que se acerque a la fiscalía para entregar información.
En la zona de Núñez y Saavedra se cometieron muchas violaciones resonantes, y algunos de esos casos han sido muy recientes . El 3 de febrero, a cinco cuadras de Cabildo y Deheza, en la calle Grecia al 4700, una mujer de 50 años también fue violada en un intento de asalto a su casa. Por ese episodio fue detenido un adolescente de 17 años, que fue identificado en la calle por las hijas de la mujer cuando iban a declarar a la comisaría.
......................
* Lucila tenía 16 años cuando fue encontrada sin vida junto a las vías del ferrocarril, prácticamente a la vuelta de su casa del barrio porteño de Núñez. La carátula de la causa es intento de violación. Se encontraron restos genéticos, pero se desconoce la identidad del agresor. De la misma manera, se ignora cuántas veces puede haber abusado y matado desde el 21 de abril de 2003, cuando ocurrió el crimen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada