domingo, 1 de agosto de 2010

Preventiva al colectivero que mató a un nene en Palermo

Duro e inusual fallo por una muerte al volante. El chofer que atropelló a una familia fue procesado por homicidio simple, con penas de hasta 25 años. En el fallo consta que manejaba a alta velocidad. Y que había sido reprendido por ir de contramano.
...................
Fuente: Diario Clarín, sábado 31 de julio de 2010
Por Nora Sánchez
...................
El colectivero de la línea 15 que hace diez días atropelló a una familia y mató a un nene de cinco años en Palermo, seguirá detenido. El juez Federico Salvá ayer decidió procesarlo con prisión preventiva por “homicidio simple con dolo eventual”, un cargo por el que podría recibir de 8 a 25 años de cárcel . La resolución es inusual, porque generalmente quienes protagonizan accidentes de tránsito son acusados de “homicidio culposo” y quedan libres. Tanto la familia de la víctima como la ONG Madres del Dolor expresaron su satisfacción por lo que consideran “un gran avance” legal.
El juez Salvá, que hasta ayer fue subrogante del Juzgado de Instrucción 26, a cargo de Mariano Scotto, le cambió la carátula al caso como “homicidio simple con dolo eventual” hace una semana. Lo hizo porque entendió que el chofer Carlos Verón, de 31 años, debió representarse que con su conducta podía causar un daño o matar a una persona. Y ayer, decidió sostener la acusación y dictar el procesamiento del acusado, que deberá seguir preso no sólo porque podría ser condenado a 25 años de cárcel, sino por la gravedad del hecho que protagonizó. Ademas, el juez le trabó embargo por $ 5 millones. Ahora la Cámara del Crimen deberá confirmar o revocar el procesamiento y determinar si la figura aplicada es la correcta.
El procesamiento se decidió en base a varias pruebas. Fue clave la declaración de un testigo, que contó que un pasajero le pidió a Verón que bajara la velocidad porque iba muy rápido, poco antes de que éste atropellara a la familia. “Es más, ese pasajero le pidió bajar del colectivo y el chofer no se detuvo en dos paradas seguidas porque le dijo que se le hacía tarde para llegar a su casa”, reveló el fiscal Carlos Velarde. Además, en el expediente quedó asentado que la empresa que opera la línea 15 ya había reprendido a Verón porque había circulado en contramano por una calle con el colectivo repleto.
El accidente ocurrió el martes 20, cuando Verón conducía el interno 58 de la línea 15 por Scalabrini Ortiz y cambió su recorrido sin autorización para evitar una congestión de tránsito. Al doblar por la calle Honduras a toda velocidad, atropelló a Cecilia García Otero (35), que llevaba de la mano a su hijo Facundo, de 5 años, y en brazos a su beba Eugenia, de cuatro meses. El nene murió en el acto, la mamá sufrió heridas graves y la beba, lesiones menores.
García Otero permanece internada en el CEMIC de Palermo, donde le diagnosticaron “politraumatismo del miembro inferior derecho, con fracturas expuestas de cadera y rodilla, y lesiones graves de partes blandas y tejido muscular por aplastamiento”. Ya la sometieron a cuatro operaciones y el lunes sufrirá una quinta.
“A Cecilia le hicieron otra intervención toilette, para limpiar y ver si hay infección en la pierna, pero por suerte está bien. La poca piel que le quedó sigue viva. Eso es bueno, porque los injertos que le van a tener que hacer podrán prender en esa piel”, explicó Oscar García Otero, el hermano de Cecilia. También contó que su hermana deberá estar internada un mes y medio para recuperar su pierna , y que después deberán arreglarle la cadera, que está quebrada. Y dijo que Eugenia, la beba, ya está bien, pero que por recomendación médica su mamá todavía no pudo verla, excepto a través de videos.
El tío de Facundo, además, afirmó que la familia está conforme con la decisión judicial. “Por fin un juez le hizo caso a las pruebas. Porque un juez tiene que evaluar caso por caso para resolver si se trató de un accidente o si hay culpa del conductor. Y para mí esto no fue un accidente”, aseguró Oscar.
Las Madres del Dolor, que junto a la familia habían pedido que el colectivero siguiera detenido hasta el juicio oral, también elogiaron la resolución judicial. “Es un gran avance y prueba que los jueces sí tienen las herramientas para detener a los conductores imprudentes –destacó Viviam Perrone, presidente de la ONG–. No pedimos que siempre caratulen estos casos como homicidio simple, sino que la prisión sea efectiva, aunque el caso sea caratulado como homicidio culposo, que prevé penas de 6 meses a 5 años. Porque la mayoría de los casos no llegan ni a juicio y cuando llegan, muchos choferes reciben probation”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada