viernes, 20 de agosto de 2010

Denuncia de los choferes de colectivos que circulan por la Ciudad y el Conurbano

Ciudad de Buenos Aires.- La Asociación recibió una denuncia realizada por choferes de los colectivos urbanos que circulan por la Capital y el Conurbano. Por miedo, los denunciantes no dieron sus nombres ni quisieron decir para qué empresa trabajan. Esta es la lista de sus reclamos:
- Hay unidades de colectivos que tienen los lectores de tarjetas en el medio del parabrisas y eso quita la visión
- La carrocería Metalpar 315 tiene parantes que quitan visibilidad.
- Hay choferes que beben alcohol al mediodía y algunos también se drogan. No se preocupan porque no se hacen controles de alcoholemia y nunca hay controles toxicológicos.
- Hay choferes que hacen lo que en su jerga se conoce como "doblete". Esto quiere decir que hacen doble turno y pueden trabajar entre 17 y 20 horas. Se quedan a dormir en las unidades. La UTA lo niega. No se pueden comprobar porque hay vueltas que no figuran en ningún lado. Lo hacen en negro. Por eso deberían subir los inspectores a controlar la libreta del conductor. Les pagan entre $130 y 150 por vuelta, por eso todos quieren hacer "el doblete". La UTA se lleva su parte de esta vuelta en negro.
- ¿Por qué los choferes de colectivos urbanos no tienen seis horas de trabajo como los de los subterráneos? Los `primeros incluso consideran que su trabajo es más estresante.
- Las velocidades de las unidades están limitadas a 60 y 90 km/h. Muchas veces estos limitadores no funcionan porque de tanto apagar y prender, además estos aparatos se falsean.
- Hay poca espera entre una salida y otra. Los choferes no tienen ni tiempo de ir al baño.
- Nunca se hicieron las cabinas de seguridad que se prometieron a los choferes.
- Debería existir una redistribución de paradas. En muchos lugares paran dos líneas en el mismo poste y es imposible acercarse al cordón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada