martes, 14 de diciembre de 2010

Isabel Yaconis: "Tuve que cargar la causa de mi hija Lucila al hombro"

Noviembre de 2010. De izquierda a derecha: Viviam Perrone,
la diputada Gabriela Michetti, Isabel Yaconis y Elsa Gómez.
FUENTE: Gritoperonista.com.ar
FECHA: 13 Diciembre 2010
AUTOR: Sergio Dima
CATEGORÍA: Policiales
TÍTULO: Crímenes impunes
BAJADA: Este año hubo una larga serie de asesinatos resonantes que no se resolvieron. Familiares de víctimas cuentan qué sienten. Y los especialistas explican por qué fallan las investigaciones. Se esclarece menos de la mitad de los casos.
DESARROLLO: Pocas cosas logran menguar la desolación que provoca perder a un familiar en un crimen. Pero ver al culpable tras las rejas suele ser, al menos, un consuelo. Cualquier cosa parece ser mejor que la impunidad. Sin embargo, la falta de respuestas ante este tipo de tragedias se reproduce con una frecuencia constante . Y este año no fue la excepción: homicidios de gran impacto no encontraron resolución alguna.
Para encontrar una referencia estadística hay que retroceder a 2008, año al que corresponden las últimas cifras oficiales. Entonces hubo 2.305 homicidios dolosos en todo el país y se produjeron 1.094 sentencias condenatorias (es decir, que un 53% de los asesinatos quedaron sin resolución).
Una de las claves que impiden que una investigación llegue a buen final son los errores periciales en la escena del crimen . Según especialistas, casi un 95% de los casos impunes registran negligencias de los peritos.
Para que esto no siga ocurriendo, el Programa Nacional de Lucha contra la Impunidad (del Ministerio de Justicia de la Nación) trabaja en la creación de un protocolo único para unificar criterios periciales. Pero todavía no logró imponerlo . Mientras, en sus registros se mantienen 1.068 casos irresueltos.
Por esta misma problemática, en 2005 se creó el Centro de Protección de los Derechos de la Víctima (del Ministerio de Justicia bonaerense), que tramita hoy unos 3.500 casos de homicidio. “Cerca de un 40 % de los casos aún no están resueltos”, apuntó Fernando Pérez, su director.
En busca de una explicación, el forense Miguel Maldonado aseguró a Clarín : “En nuestro país no hay investigación criminal. Para realizar esta actividad multidisciplinaria debería existir en los gobernantes la voluntad política de crear sólidos equipos en todo el país, pero no la hay”.
Un fiscal porteño señaló que los esclarecimientos se dificultan por la cantidad de trabajo. Por ejemplo, en la fiscalía de Nueva Pompeya y Parque Patricios se tramitan 500 casos simultáneos y desde 2003 se acumularon 330 nuevas causas por homicidio (40 iniciadas en lo que va de 2010).
Se calcula que apenas entre un 20 y un 30 % de los homicidios investigados allí alcanzan a resolverse. “Por la zona y las condiciones de trabajo, es un porcentaje aceptable. De todas maneras, esto no expresa la efectividad en las investigaciones, sino las características de los asesinatos que suele haber en el área”, señaló un vocero.
Isabel Yaconis es la madre de Lucila, asesinada en Núñez en 2003. Hoy integra la Asociación Madres del Dolor. “Nosotros tenemos un listado enorme de casos impunes. Las investigaciones son superficiales, no hay suficientes expertos y todos los días se suman homicidios. Si no hay una punta para resolver un caso rápidamente, la investigación se deja de lado por otro crimen más reciente. Por eso, muchas veces los familiares terminamos involucrándonos, para suplir esa deficiencia. Yo me tuve que cargar la causa de mi hija al hombro”, contó. A pesar de todo, el caso de Lucila sigue impune.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada