miércoles, 28 de diciembre de 2011

Homenaje a las víctimas de la Masacre de Floresta

A diez años del suceso, se homenajerá a las tres víctimas con una marcha que comenzará a las 18.45 del jueves 29 en Gaona y Bahía Blanca y finalizará en la plaza en la que se encuentra el monumento en su honor.


“Diez años después queremos pensar en ellos con alegría, porque eran buenos pibes; amaban la música, la murga y a los amigos”, explica Silvia Irigaray, secretaria de la Asociación Madres del dolor y madre de Maximiliano Tasca (25), víctima fatal de la Masacre de Floresta. Este jueves se lo homenajeará junto con las otras dos víctimas, Cristian Gómez (25) y Adrián Matassa (23), con una marcha que comenzará a las 18.45 en la “esquina del DOLOR”, ubicada en Gaona y Bahía Blanca y que finalizará en la plaza donde se encuentra el monumento es su honor. Habrá un encuentro musical y desde la Asociación piden acompañamiento.


“Pasó mucho tiempo del último beso que me dio Maxi aquel 29 de diciembre de 2001”, recuerda Irigaray. Tasca, Gómez y Matassa miraban las imágenes de un grupo de manifestantes que golpeaba a un policía, en la televisión de un maxikiosko de una estación de servicio de Floresta. Eran las 4.10 y Tasca comentó: “Está bien, es por lo que hicieron la semana pasada”, refiriéndose a la represión de los manifestantes que se habían congregado el 19 y 20 de diciembre y que produjeron la huida en helicóptero del ex presidente Fernando de la Rúa. Al escuchar al joven, el policía Juan de Dios Velaztiqui dijo “basta”, disparó a sangre fría y mató a los tres amigos. Tasca recibió el balazo en la sien, Gómez en la nuca y Matassa en el estómago. Acto seguido, movió los cuerpos y dejó un arma con ellos.

En marzo de 2003, Velaztiqui fue condenado a prisión perpetua por el triple asesinato. Durante el juicio, su defensa no puso en duda los hechos, pero adujo que el policía disparó bajo estado de shock emocional profundo. Sin embargo la sentencia de “homicidio calificado por alevosía, reiterado en tres oportunidades” no fue modificada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada